El paso del tiempo y la exposición al sol hacen que nuestra piel se vuelva seca y sin elasticidad y que aparezcan manchas y pierda luminosidad. Disponemos de un tratamiento de rejuvenecimiento que consiste en la aplicación de luz pulsada que penetra en la piel estimulando la formación de nuevo colágeno. Mejora la piel proporcionando un aspecto más suave, firme y terso.


Gracias a esta técnica conseguimos la eliminación de arrugas finas, líneas de expresión y aumentamos la luminosidad de la piel con un efecto tensor. Está especialmente indicado para cara, escote, cuello y manos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted